23/8/10

Hogar dulce hogar

Tras un verano excesivamente caluroso, unas vacaciones cortas y mal aprovechadas y mucho tiempo para pensar he vuelto con las pilas cargadas. Hay veces que uno se tiene que parar a ver qué es lo que le rodea, sopesar si es la vida que se quiere llevar, si se puede mejorar algo o directamente acabar con viejas rutinas. Este mes de agosto muchas cosas han sido decisivas y tengo que darles un giro. Entre ellas:

- Redecorar mi estudio tan ecléctico y sin orden.
- Dejar de coger trabajos de diseño gráfico, a no ser que realmente me entusiasmen.
- Dedicarme plenamente a la ilustración.

Mientras redirecciono todo esto, me prohibo no dibujar todos lo días.. quiero cambiar muchas cosas... y una de ellas va a ser el estilo.. necesito encontrarme en lo que dibujo.



Logan, mi "sobrinito" al que estoy cuidando unos días mientras mi hermana disfruta de unas vacaciones cortitas ;)

Nunca podré evitar poner fotos de gatitos.. ^ ^

3 comentarios:

marisa dijo...

¿Vacaciones mal aprovechadas, dices? Pues yo te leo renovada, redireccionando y con las ideas claras --> todo muy provechoso :)

Piruleta dijo...

No me seas negativa! Has vuelto de las vacaciones con propósitos claros, ahora sólo tienes que ponerte manos a la obra.

Calfred dijo...

¡Es como mi Taoito! :)