6/12/10

vuelvo


La semana pasada, el jueves, tuve un pequeño accidente doméstico: mi gatita, jugando, me arañó el ojo derecho. Sí, "lo blanco". Era muy temprano y me fui corriendo al urgencias pues se puso rojísimo y me escocía y lloraba un montón. Tras varias horas de miedo - de verdad- el médico resuelve no ponerme puntos (gracias a diox) ya que tengo una "laceración" de 4mm pero un horror a las agujas y a que me toquen los ojos casi histérico... así que como me dijo mi novio, "sólo faltaba que te cosiera un zombie y te caes muerta"... cierto.

Poco a poco mi ojito vuelve a la normalidad y yo también. Tengo que ponerme antibiótico y gotitas desinfectantes y humectantes cada dos horas y me molesta un poco mantener la vista fija demasiado tiempo, pero ya no podía más, tenía un montón de mails y cosas pendientes en la cabeza que no me dejaban estar mucho rato descansando.


Primero comentaros que el sábado que viene y de manera un poco sorpresiva, participaré en una feria chiquitita. Estaremos todo el día en el mercadillo navideño que organiza la Asociación Cultural El Árbol, en Benimaclet. Así que las que os quedasteis con ganas de algún broche, collar o lámina, podeis rematar esos detalles de navidad el 11 en la calle Soledad Doménech 5 Bajo 46020 de Valencia, a partir de las 12 de la mañana :)

No obstante el viernes me pasaré por el
black market, el "mercado negro" donde se agrupan un montón de nuevos creadores, un espacio en el que puedes encontrar piezas de autor originales y donde espero reencontrarme con alguna amiga que tengo muchas gnas de ver :P


Me da mucha rabia que aquí en Valencia no tratemos de montar más actividades y eventos relacionados al
handmade. Es decir, todos los sábados quedamos en el starbucks a tejer. Bueno, pues no es raro que caigan dos o tres chicas (jóvenes) al mes que se interesen por lo que hacemos. Ahora nuestro grupo crece cada sábado. Quiero decir que sí, hay un público.

En lugares como Barcelona o Madrid tenemos - grandes -
ejemplos de este movimiento, (sobre todo en bcn), donde el gusto por las cosas - bien - hechas a mano, no es una cuestión de "eh, tejes? eso no es de abuelas?".... sino de una forma de vida, de sentir cariño por las cosas que creas y de sentir cariño por las cosas creadas por otros. No sé si estoy hablando un poco como Fievel y el nuevo mundo, con la canción de "no hay gatos en América", pero todo parece mejor organizado, más fácil y bonito on the other side.

6 comentarios:

Lali dijo...

La verdad que me parece genindria que valorar mas las cosas hechas a mano, yo amo el tejer, bordar, pintar y todo lo que en ello al tu idea que de en Valencia se teimplique dejar un poco de amor en las cosas que haces, y es verdad que aqui en Valencia te miran como bicho raro si dices que tejes!! jaja y no se valora muy lo hecho a mano. Ojala que poco a poco se vuelva a valorar... Un beso (benditaherencia.blogspot.com)

M.Carmen dijo...

Bueno, Eva, nos vemos entonces el sábado me imagino que sobre las 11 de la mañana.
Malena mañana les llama y ya nos contará cosas

Ah, que te recuperes de tu ojo, nena. Gajes del oficio de tener gato

Pirusca dijo...

Jolín, siento mucho lo de tu ojo, qué dolorcillo! cuídate mucho y sigue con esos proyectos tan bonitos!

marisa dijo...

¡Oh! ¡¡Menos mal que ya estás mejor y que todo quedó en un susto!!

Voy corriendo a echarle un vistazo al BlackMarket, que no lo conozco... :)

Susi dijo...

No me creo con esa carita haya roto un plato, y menos un ojo.

Y lo del handmade es lo de toda la vida. Yo, que ya soy mayor, ya estoy acostumbrada a que nadie valore ciertas artes. Ellos se lo pierden.....

Imeta dijo...

No sabía lo de tu ojo, espero que ya esté mejor, madre mía no quiero ni pensar si te hubieran tenido que coser, ¿cuantos zombies a la vez te hubieran tenido que agarrar? ;), lo dicho que me alegro de que no haya sido nada.
Y sobre lo hecho a mano, paciencia todo llega.