6/2/12

kokeshi



De alguna forma misteriosa me siento atraída por dos culturas super típicas, creo, y a la vez, no sé si compatibles.. :P

Por una parte, desde pequeña me encanta todo lo relacionado con el mundo celta/irlandés/escocés y sus casas y su estética y todo tan verde y lleno de hadas.. Los lagos, los misterios, castillos, elfos y cultos.. tanto que si me fuera a vivir lejos de aquí, mi soleada y mediterránea ciudad costera, podríais encontrarme en alguna casita (cottage) tan monas rodeada de arbustos llenos de fresas, flores blancas y cazando leprechauns.

Y por otro, adoro la vida sencilla, minimalista y funcional de los japoneses. El gusto por las cosas hechas con disciplina y el perfeccionamiento de una técnica hasta el infinito. La madera, que es mi materia favorito, con la limpieza y exactitud de su día a día.  De aquí, poco a poco, he ido coleccionando kokeshis antiguas.

Las kokeshis son unas muñecas de madera, tradicionales de Japón, hechas a mano, que no tienen bracitos ni piernas y que el artesano suele firmar en la parte de abajo. Se empezaron a realizar, se dice, como souvenir para turistas hace casi dos siglos. Esta la encontré hace unos  meses en el rastro, no me costó ni un euro.. y es super bonita..

2 comentarios:

Tere Valencia dijo...

Jo, yo cuando voy al rastro solo encuentro trastos... ¡Qué suerte!

Laura Gómez dijo...

Yo creo que los dos mundos se puede combinar perfectamente :)
Las kokeshis son tan lindas... tengo una que me regalaron hace años pero lo de que la encontraste en un rastro y tan barata... qué suerte!!